¿Somos conscientes de las etapas trascendentales de nuestro ser?

.
La conciencia pertenece al yo, a la torre de control de nuestro ser, que capta, intermitentemente, lo que nos pasa.

Los planes de Dios para cada uno de nosotros, su obra en nosotros es un misterio ignoto. A él llegaremos en el encuentro futuro con Dios.

En esta vida, raramente notamos lo que nos adviene hacia dentro.

Los autores espirituales, (cómo no citar a Josémaria Escriva) insisten en la noción de vida "interior". Esa vida interior es el aflorar de lo que llevamos dentro.

Eso no quiere decir que el "yo" no sea responsable de lo que ocurre por allá. Pues como veremos al estudiar el "mantenimiento de la llamada" (Etiqueta 5.14 sobre la elevación), cada paso trascendental de nuestra libertad radical, es avalado por el yo, directa o indirectamente.

La iniciativa es siempre divina, pero la realización de las distintas elevaciones, depende también de nuestra respuesta personal, libre.


.

No hay comentarios:

Publicar un comentario