¿A qué llamamos apertura transcendente?

.
Al fruto de la llamada inicial de Dios.

La llamada inicial de Dios se puede describir según los cuatro radicales personales:

Se la llama gracia inicial (según la co-existencia),
esperanza (según la libertad)
fe (según el entender personal)
caridad (según el amor donal)


Me explico:
Dios, al crearnos libres, nos llama.
La llamada inicial recae sobre los cuatro radicales personales.

Y la persona se abre en su interior, al nacer, según las cuatro aperturas que llamamos transcendentales y que son el fruto sabroso de la llamada inicial.

No son la gracia santificante, ni las virtudes teologales de la teología. Son aperturas transcendentales que todos tenemos y que, me parece, ayudarán a los teólogos en su comprensión del organismo sobrenatural.

.

No hay comentarios:

Publicar un comentario