Hábleme de la voluntad

.
La voluntad es pura potencia pasiva, intención de otro, capacidad de bien cuya actividad no puede desvincularse de la razón.

Es relación trascendental con el bien.

Si la persona no conoce lo otro, el bien, no puede quererlo.

No es la voluntad la que posee la libertad, es más bien al revés: la libertad es personal, pertenece a la persona en su ser, y se trasvasa, se encauza según la voluntad (Polo. El yo, p.148).
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario